IV AENC: Ponte a 1000

La firma del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), para los años 2018, 2019 y 2020, alcanzado por UGT, CCOO, CEOE y CEPYME, tras mucho trabajo y negociación, supone un acuerdo que marca el punto de inflexión para el inicio de la recuperación de salarios y muestra la senda para la recuperación de los derechos perdidos.

Situar el Salario Mínimo en Convenio en los 1.000 al mes en 2020, con 14 pagas, nos permite dignificar los salarios más bajos. Era una reclamación que UGT viene persiguiendo desde hace tiempo y que sienta las bases para la recuperación de derechos y salarios de millones de personas que siguen sufriendo las consecuencias de la crisis. Sobre todo, mujeres y jóvenes que son los colectivos donde más poder adquisitivo se ha perdido.

Situar el Salario Mínimo en Convenio en los 1.000 al mes en 2020, con 14 pagas, nos permite dignificar los salarios más bajos

Además supone un factor determinantes para el reequilibrio de las rentas en nuestro país. Las Comunidades Autónomas donde los salarios son más bajos, donde hay muchos trabajadores y trabajadoras por debajo de los 1.000€, coinciden además con las CCAA que tienen la renta per cápita más baja. Así pues, el establecimiento del Salario Mínimo en Convenio creemos será una contribución importante para el reequilibrio territorial y la recuperación de derechos de las personas en nuestro país.

Los salarios deben crecer de manera generalizada y en un porcentaje suficiente (en torno al 3% durante tres años), que posibilite que ganen poder de compra en todo el período, imprescindible como mecanismo necesario para romper el desequilibrio económico generado por la reforma laboral de 2012.

Los acuerdos incluyen, asimismo, un compromiso firme para la mejora de las condiciones laborales, vía ordenación del tiempo de trabajo, formación, seguridad y salud, conciliación, igualdad, entre otras materias. Y este AENC, adicionalmente, nos permite abordar una agenda negociadora de carácter sociolaboral más ambiciosa y de mayor calado en el marco del Diálogo Social tripartito, imprescindible para abordar los problemas de hoy y los retos de futuro que tiene planteados el mercado de trabajo, como la mejora de la regulación de las contratas y subcontratas para reducir la precariedad; la introducción de nuevos mecanismos de flexibilidad de jornada que reduzcan los despidos en fases de crisis, sin merma de los salarios y los derechos de prestaciones de las trabajadoras y los trabajadores; el desarrollo de medidas integrales para favorecer la igualdad laboral y salarial entre hombres y mujeres; o la recuperación de un contrato de relevo funcional, que facilite el relevo generacional; por citar cuatro de los más señalados.

Es un acuerdo que pone en valor el diálogo social, refuerza la negociación colectiva y es beneficioso para el conjunto del país, ayudará a recuperar poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras, incentivará la demanda, dinamizará la economía y ofrece estabilidad social y laboral.

UGT lleva tiempo trabajando para que la recuperación de derechos, el reparto de la riqueza y la modernización de las relaciones laborales sean una realidad. Este es un acuerdo que pone en valor el diálogo social, refuerza la negociación colectiva y es beneficioso para el conjunto del país, ayudará a recuperar poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras, incentivará la demanda, dinamizará la economía y ofrece estabilidad social y laboral.

Somos conscientes, desde el primer momento, que no va a ser fácil y que se alargará en el tiempo su adaptación. Sin embargo, este acuerdo de carácter global debe convertirse en la base de la negociación de los convenios colectivos hasta el año 2020.

La Unión General de Trabajadores lo considera un elemento estratégico tanto para la revalorización de los salarios como para empezar a revertir los destrozos causados a los trabajadores y las relaciones laborales por las reformas laborales del periodo de crisis económica.

Share

Otras historias

16J: Si no hay acuerdo, habrá conflicto

La patronal bloquea el acuerdo de negociación colectiva e impide que la recuperación llegue a los trabajadores Tras varias reuniones de negociación para intentar alcanzar

Share
Share