Un proyecto fuerte y apasionante

“Este ha sido un gran congreso, que nos ha permitido debatir mucho, que nos da fuerza y nos da aliento para el futuro”, dijo Pepe Álvarez, reelegido Secretario General de UGT, durante el acto de clausura del 43 Congreso Confederal del Sindicato que se ha celebrado en Valencia los días 18 al 20 de mayo y que abre una nueva etapa para la acción sindical de la organización. Dedicamos este número de Unión a desgranar algunos de los resultados de esos debates que, a partir de ahora, forman parte del programa de acción de la Unión General de Trabajadores y Trabajadoras (UGT).

La importancia del Plan de Reconstrucción, y su trascendencia para el futuro de nuestro país, ha estado presente en las sesiones del congreso, que ha reclamado convertirlo en un gran pacto de Estado, porque sería una desgracia colectiva que una oportunidad como esta se malograra por razones espurias o por intereses partidistas. El plan abre una hoja de ruta que nos permite abordar los déficits que tiene nuestro país en materia de investigación y desarrollo, abordar los desequilibrios de nuestro modelo productivo, y gobernar las transformaciones digital y medioambiental para que se produzcan con justicia y sin dejar a nadie atrás.

De carácter estructural es también la exigencia de una reforma fiscal integral que mejore la eficacia, la eficiencia y la equidad de nuestro sistema tributario y que sostenga ese cambio y un Estado de Bienestar reforzado. Álvarez resumió las propuestas del Sindicato en esta materia asegurando que en España hay que subir los impuestos, especialmente a las grandes empresas cotizadas, porque un país que no tiene una fiscalidad justa no es un país libre.

Modernizar el mercado de trabajo, recuperar derechos laborales y conquistar otros nuevos continuarán siendo una cuestión prioritaria para el Sindicato, tanto si se expresa en términos de derogación de las reformas laborales -como dijo la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo en la apertura del Congreso- como si lo hacemos -como lo hizo el presidente del Gobierno durante su participación también en este congreso- en términos de adaptación del Estatuto de los Trabajadores al siglo XXI. La dirección de los cambios que hay que acometer sólo puede ser crear empleo, mejorar las condiciones de trabajo, ampliar los derechos de los trabajadores y trabajadoras, erradicar el uso fraudulento de la contratación y cualquier fórmula legal que permita degradar las condiciones de los trabajadores, equilibrar y fortalecer la negociación colectiva, y repartir las ganancias de productividad (especialmente ahora las derivadas de la digitalización) con las personas trabajadoras.

Eso significa, entre otras cosas, que hay que penalizar a los empresarios que contratan en fraude de ley, primero económicamente y si hay reiteración, penalmente. Significa que hay que poner fin a las subastas de derechos de las personas trabajadoras en las que se han convertido las contrataciones por parte de las administraciones públicas, con las empresas presentando ofertas escandalosamente bajas a costa de las condiciones laborales de sus trabajadores, porque eso se paga con dinero público, es decir, lo pagamos entre todos.

Son solo algunos ejemplos de las líneas de actuación futura que ha establecido el 43 Congreso de UGT, junto a cuestiones tan importantes como la igualdad, la salud laboral o el medio ambiente, que también ha decidido reforzar el trabajo de la organización en ámbitos como la lucha feminista, la actuación medioambiental, y la igualdad de las personas LGTBI mediante la creación de áreas de trabajo reforzadas que den mayor impulso al trabajo sindical en estos ámbitos.

En definitiva, y parafraseando a Pepe Álvarez, un proyecto de futuro apasionante para crear un nuevo contrato social y medioambiental para nuestro país.

Share

Otras historias

El 8 de marzo, volvemos a parar

La igualdad es prioritaria El proceso de movilización convocado por UGT y CCOO el pasado 8 de enero culminará el próximo 8 de marzo, Día

Correos en lucha

El conflicto se intensificará si el nuevo Gobierno no incluye la política postal en sus prioridades Más de 30.000 trabajadores y trabajadoras de Correos salieron

Pensiones más justas, garantías para el sistema

El sistema público de pensiones inicia una nueva etapa, sin recortes, sin amenazas y con la garantía del Estado. El Gobierno y los interlocutores sociales han alcanzado un acuerdo en el marco del diálogo social para dar un giro de 180 grados a la política de pensiones, enterrando de hecho la reforma del año 2013.

Share
Share